La difícil adaptación al Barça de Coutinho y Dembélé

Paciencia es el concepto de moda en el vestuario del Barcelona cada vez que alguien pregunta por el rendimiento de Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé, los dos fichajes más caros de la historia del Barcelona, que hasta el momento no son determinantes en el juego del equipo y parecen más apuestas de futuro que futbolistas que marquen la diferencia en su primera campaña como barcelonistas.

Ambos jugaron el último partido de Liga el domingo ante el Getafe, siendo esta la primera vez que Valverde los alineaba en un mismo partido, aunque siguen sin coincidir sobre el terreno de juego ya que Demebélé, que regresaba de una nueva lesión, ingresó en el terreno de juego por Alcácer en el mismo instante en el que Iniesta sustituía al brasileño.

El rendimiento de ambos futbolistas hasta el momento responde más a jugadores de futuro que de rendimiento inmediato, especialmente en el caso del extremo francés, quien por su edad (20 años) y la grave lesión que sufrió en el campo del Getafe a inicio de Liga ha visto dificultada su progresión.

Ante el Getafe intentó sin éxito varias veces el desborde en jugadas de uno contra uno y se le vio falta de entendimiento con sus compañeros a la hora de interpretar el juego posicional.

Hasta el momento, Dembélé ha jugado cinco partidos de Liga uno de Champions y dos de Copa del Rey. Aún no se ha estrenado como goleador (únicamente ha rematado tres veces a portería desde que viste la camiseta blaugrana) y ha dado dos asistencias de gol. No parece que vaya a tirar la puerta de la titularidad y se espera que de aquí a final de temporada sea más un futbolista recurso para salir del banquillo para romper defensas saliendo en las segundas partes que un titular fijo.

El caso de Coutinho es más complejo. No es tan joven e inexperto como el francés (25 años y llega con experiencia en la Liga española, italiana e inglesa) pero cuenta con el handicap de haber llegado a media temporada, con lo que le cuesta adaptarse a los mecanismos de un equipo que ya hace meses que tiene muy definida su manera de jugar. Además, el hecho de no tener una posición definida no le ayuda a asentarse, ya que ha jugado de interior por ambas bandas y de tercer atacante también por los dos flancos.

A pesar de llegar en el mercado invernal, el brasileño ha jugado más minutos que el francés, en seis partidos, y ya ha marcado un gol importante, el que le hizo al Valencia en Mestalla en la vuelta de las semifinales de Copa. Ha disparado a portería el doble que el galo (seis veces) y ha estrellado un balón en el larguero.

No obstante, su juego es irregular. Alterna momentos de brillantez con otros en los que apenas interviene en el juego y denota falta de adaptación.

Desde el banquillo se pide paciencia con ambos y parece lógico, puesto que no se les ha fichado para esta temporada, sino que han firmado para los próximos cinco años. No obstante, el desembolso de más de 300 millones de euros entre ambos (sumando variables) tiene al aficionado un poco mosca. De momento, como los de siempre (Messi, Iniesta, Suárez y Piqué) siguen tirando del carro, no pasa nada, pero su peso en el juego del equipo debería ser más notable.

Desde: As.com

Acerca de Admin - Dayron Ortega

Soy Odd Fellow, Caballero de la Luz y Masón. VISCA EL BARÇA !!!!, FORZA AZZURRA !!!!

2 Replies to “La difícil adaptación al Barça de Coutinho y Dembélé”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*